Primera y no última vez en Nueva York

Si ya has visitado Nueva York o vives en la ciudad, cuéntanos tu experiencia y danos tus consejos. Cuéntanos lo que para ti es imprescindible conocer de Nueva York, lo que más te gustó o lo que jamás volverías a repetir.

Moderador: guiadenuevayork.com

Avatar de Usuario
mrivers07
Mensajes: 143
Registrado: 07 Nov 2013 01:48 pm
Ubicación: Mallorca

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor mrivers07 » 02 Nov 2014 08:38 am

Sólo quedan dos días??? :roll: :roll:
Por cierto, no está mal la ración de pasta para comer :shock: :shock:
Genial el relato, como todos
la vida es algo que hay que morder

vanetito
Mensajes: 487
Registrado: 29 Ene 2011 05:22 am
Ubicación: zaragoza

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor vanetito » 02 Nov 2014 10:52 am

Gran continuación!!!! =D> =D> =D> Como entendemos lo de querer ver cosas y que al final por mucho planning que lleve uno preparado es imposible ver. Perom todo tiene su lado bueno, habrá que volver :wink: :wink:
Muy buenas fotos otra vez, esperamos el próximo capítulo impacientes

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 02 Nov 2014 02:48 pm

mrivers07 escribió:Sólo quedan dos días??? :roll: :roll:
Por cierto, no está mal la ración de pasta para comer :shock: :shock:
Genial el relato, como todos


Tres días quedan aunque a un ritmo más relajado.
Jajaja te puedo asegurar que dejamos el plato limpio. Estaban tan buenos que hemos hecho la receta en casa aunque como los de Carmine's ninguno!

vanetito escribió:Gran continuación!!!! =D> =D> =D> Como entendemos lo de querer ver cosas y que al final por mucho planning que lleve uno preparado es imposible ver. Perom todo tiene su lado bueno, habrá que volver :wink: :wink:
Muy buenas fotos otra vez, esperamos el próximo capítulo impacientes


Por ahora habíamos cumplido prácticamente el planning que llevábamos. El problema son las tiendas, que piensas que vas a tardar en verlas un rato y luego te tiras una hora en cada una de ellas.

Avatar de Usuario
Minnie_nyc
Mensajes: 187
Registrado: 25 Oct 2014 01:09 pm
Ubicación: Barcelona

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Minnie_nyc » 02 Nov 2014 07:04 pm

Un relato muy ameno y unas fotos estupendas, Luis, como siempre.
Lo de las tiendas es una cosa mala. A mi, que ya tengo una edad, tuvieron que sacarme a rastras de la F.A.O. El reloj cantarín, el soldadito de plomo que iba siguiéndome, el piano de Big (no me atreví a hacerme paso entre tantos niños) y... Ohdiosmio, Zoltar!!! Me pegué a la vitrina y, amén de las tropecientas fotos con él, metí una moneda para que me dijera el futuro y guardo el cartoncito como uno de los mejores tesoros de NYC.

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 03 Nov 2014 04:38 am

Minnie_nyc escribió:Un relato muy ameno y unas fotos estupendas, Luis, como siempre.
Lo de las tiendas es una cosa mala. A mi, que ya tengo una edad, tuvieron que sacarme a rastras de la F.A.O. El reloj cantarín, el soldadito de plomo que iba siguiéndome, el piano de Big (no me atreví a hacerme paso entre tantos niños) y... Ohdiosmio, Zoltar!!! Me pegué a la vitrina y, amén de las tropecientas fotos con él, metí una moneda para que me dijera el futuro y guardo el cartoncito como uno de los mejores tesoros de NYC.


Muchas gracias!

Nosotros no tuvimos tanta suerte, le echamos la moneda pero de allí no salio nada! Lo volveremos a intentar la próxima vez :D y le dedicaremos el tiempo que se merece a la tienda.

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 09 Nov 2014 07:41 am

Día 9: Miércoles 21 de Agosto del 2013

Soho, Chinatown y Little Italy

Imagen

Podría empezar diciendo eso de que hoy es un día más y esas cosas pero sería mentira. Estamos bastante cansados y como el planning de hoy es algo mas light nos damos el gusto de levantarnos media hora mas tarde. Nos preparamos tranquilamente mientras pensamos que hoy es nuestro ultimo día completo en esta ciudad. Parece que fue ayer mismo cuando merendamos en Max Breener y nos sentábamos en Union Sq pero de eso ya hace muchos días. Lo que mejor nos lo indica es nuestro cuadernillo de viaje, que ya va por las últimas paginas.
Aun así, todavía quedan muchas horas para disfrutar y muchas tiendas donde quemar la tarjeta y los pocos billetes que nos quedan.

Hoy empezamos haciendo algo que parece raro que no hayamos hecho ya, disfrutar un rato de Grand Central. Casi todos los días pasamos por allí pero siempre deprisa, así que es el momento de dedicarle un rato.
Accedemos a ella desde nuestro hotel mientras recorremos los pasillos llenos de tiendas que nos llevan hasta el hall principal. Por aquí pasan medio millón de personas al día, que se dice pronto. Tenemos la suerte de visitarla cuando se cumplen 100 años de su última re-inauguración, siendo tan impresionante hoy en día como lo fue entonces.
Nos situamos en las escaleras que dan acceso a la Apple Store para poder ver el tránsito de gente y hacer algunas fotos.

Imagen

Imagen

Imagen

Es hora de recargar nuestras Metrocard así que calculamos cuantos viajes más pensamos hacer en metro. De camino nos encontramos con la galería de los susurros y su arco abovedado. No dejamos pasar la ocasión de comprobar como nos podemos comunicar de una manera alta y clara estando cada uno en una esquina.
Después de echarnos unas risas llegamos a la zona de las máquinas expendedoras y metemos 12,5$ en cada tarjeta para lo que nos queda de viaje. Abandonamos esta increíble estación cogiendo la linea 6 hasta Canal St.
Una vez salimos del metro en pleno Chinatown nos damos cuenta de que hoy seria el día mas caluroso de todo el viaje, con 32º de máxima y 22º de mínima. Subimos un par de calles hasta Grand St para entrar en Little Italy entre obras y más obras.
Hoy desayunamos en Ferrara Bakery & Café, una pastelería regentada por auténticos italoamericanos que bien podían ser los actores de The Sopranos. Además, si lleva abierta desde hace mas de un siglo, no puede ser un mal sitio.

Imagen

Imagen

Efectivamente, entramos y nos quedamos embobados mirando a la vitrina pensando que pedir. Después de haber conseguido elegir, decidimos sentarnos en las mesas a para desayunar tranquilamente ya que hoy no tenemos mucha prisa.
El local esta prácticamente vacío cuando hemos llegado pero la cosa se anima según pasa el tiempo. Mucha gente elige pedir para llevar.
Nos vienen a tomar nota y Estefania elige una Lobster Tail con un batido de chocolate mientras yo prefiero la Carrot Cake con un café con leche helado.

Imagen

Imagen

Vaya cantidades! Yo logro terminarme mi tarta de zanahoria porque es uno de mis postres preferidos y está deliciosa pero Estefania no puede con la súper langosta ya que lleva muchísima crema dentro, aunque también le encanta. Con la tripa bien llena pedimos la cuenta (32$) y salimos de allí pasadas las 9:30 de la mañana.
Volvemos a bajar hasta Canal St para dirigirnos hasta el Soho. Por el camino paramos a curiosear en una tienda que tiene muchas colonias cuando la dependienta nos “asalta” para intentar vendernos alguna. Al final salimos de allí con una para Estefania sin llegar a estar muy convencidos de si era una copia. Tampoco lo íbamos a saber ya que era exactamente igual que otro bote comprado en el Corte Inglés.

Imagen

Imagen

Imagen

Por fin entramos en el Soho! Aquí ya guardamos los mapas y la cámara en la mochila y empezamos a visitar tiendas. La primera a la que entramos fue The Beats Store, la marca de audio creada por Dr. Dre. Hay el suficiente espacio para poder probar todos sus productos cómodamente incluso cuenta con una cámara insonorizada para poner a prueba sus altavoces. Es justo ahí donde, escuchando las canciones de muestra, encuentro la que es y será la banda sonora de nuestro viaje, Niggas in Paris de Jay-Z & Kanye West. La base de esta canción la suelen poner en los estadios y aunque me sonaba no recordaba su nombre. Salimos de allí y seguimos paseando por esas preciosas calles adoquinadas mientras vemos escaparates.

Imagen

La siguiente tienda a que entramos es Pandora ya que Estefania quería comprarse un charm de recuerdo para completar su pulsera. Entramos y nos atiende una simpática chica que nos enseña prácticamente la colección completa hasta que nos decidimos por una estatua de la libertad. Aquí tienen todo el catalogo en stock, no como en muchas tiendas de Madrid en las que nunca tienen el que andas buscando.

Cruzamos la calle y entramos en Levi’s. Esta tienda, pese a ser más pequeña que la de Times Square (que veremos esta noche) le da mil vueltas. Aquí compramos tranquilamente y nos atienden muy bien. Todo esta perfectamente colocado y prácticamente la totalidad de lo que hay es de temporada. Por todo esto Estefania entra a los probadores cargada de ropa y complementos. Durante la larga espera me siento y saco la cámara para revisar las fotos y termino hablando de fotografía con un chico mejicano que trabaja allí. Cuando ella termina es mi turno aunque soy bastante más rápido. Solo me cojo unos vaqueros ya que no tienen la talla de los zapatos que me gustaban. Pasamos por caja y después del meneo a la tarjeta me doy cuenta de algo que había leído pero se me había olvidado, el 8,875% del impuesto que graba las prendas de más de 110$.

Volvemos a cruzarnos de acera para entrar en M.A.C donde Estefania había visto un pintalabios que le gustaba. Este es otro de los sitios donde te atienden de maravilla, no les importa tirarse 15 minutos probándote cosas aún sabiendo que solo te vas a llevar un pintalabios. Aun así, salimos con algo más de lo esperado.

Imagen

Seguimos paseando por Broadway viendo tiendas y escaparates hasta Prince St dónde entramos a ver la Apple Store. Sorprende la fachada totalmente integrada con el resto de edificios, si no fuese por un discreto cartel costaría encontrarla. Entramos sin intención de comprar nada, solo para curiosear y buscar alguna cosa en internet.
Unas preciosas escaleras traslúcidas y los ventanales en el techo hacen que haya mucha luz. Desde luego es la Apple Store más bonita y con más encanto de las que hemos visto.

Imagen

Imagen

Volvemos hasta Broadway para encontrarnos de nuevo con un Hollister. Ya tuvimos suficiente Hollister ayer así que preferimos entrar en American Eagle Outfiffers. Aquí entre los buenos precios y que es algo “nuevo” para nosotros nos inflamos a comprar. La primera planta es todo de mujer así que otra vez Estefania empieza primero. Los probadores son muy modernos, tienen un botón para llamar a un empleado si necesitas cambiar alguna talla o algo. Cargados de ropa y bolsas pasamos por caja antes de subir a la zona de hombre para ir mas cómodos. Una vez arriba seguimos llenando el probador de ropa hasta que se nos va un poco de las manos. A estos precios encima había que añadirle un descuento adicional por el Labor Day.
Ya en la calle miramos el reloj y vemos que son las 14:00 así que paseamos tranquilamente hasta Nolita para comer. Qué mejor que una pizza napolitana el día que visitamos la pequeña Italia! No teníamos muchas dudas a la hora de elegir restaurante, Lombardi’s lleva siendo un referente en las pizzas de Nueva York desde hace mas de un siglo así que allá vamos.

Tenemos que hacer cola durante un rato para que nos den una mesa. Cuando llega el momento acompañamos al camarero por el laberíntico restaurante hasta nuestra mesa que da la casualidad de que está pegando al baño. Nos conformamos con tener hueco para dejar todas las bolsas así que no hay problema. Todas las paredes están decoradas con las fotos de muchos personajes famosos que han pasado por allí. Por el camino vemos las dimensiones de las pizzas, tamaño grande y tamaño mesa. Nos decidimos por esta última, mitad white pizza y mitad peperoni con salchicha italiana. Para beber unas cocacolas que saben a puro jarabe, puajjj! No pedimos nada más porque comerse la pizza entera ya supone un reto. Nos la sirven con su curioso altillo y la atacamos sin pensarlo dos veces. Increíble, puedo asegurar que es la mejor que he probado nunca. Como es habitual, está tan buena que hacemos un gran esfuerzo para poder terminarla.
Uno de los camareros que nos atiende nos escucha hablar en español y a partir de ahí ya no hablamos mas en inglés, debemos de tener pinta de guiris. Pedimos la cuenta, unos 40$ que tenemos que pagar en efectivo y salimos a la calle con todas nuestras bolsas.

Imagen

A pesar de no poder casi movernos de lo llenos que estamos, decidimos tomarnos el postre en Rice to Riches. Este local de arroces con leche está justo enfrente de la pizzería y tiene más de veinte sabores diferentes. Está decorado con muchos carteles con frases cachondas o críticas. Como solo queremos probarlo pedimos el tamaño más pequeño con sabor a stracciatella y speculoos por encima. Desde luego el local por lo que no destaca es por la simpatía de sus empleados.
Decidimos sentarnos en un pequeño parque que hay al lado a tomarlo relajadamente. La verdad es que está bueno y le pegan estos sabores, sobre todo es algo original y poco visto. Los envases y las cucharas nos los llevamos de recuerdo ya que es como un tupper.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Cuando nos sentimos con fuerzas para continuar (ir cargado lastra mucho…) seguimos hacia el este por Rivington St para dar un pequeño paseo por el Lower East Side. Teníamos apuntadas dos tiendas en esta zona. La primera es Economy Candy, una pequeña gran tienda de caramelos y frutos secos que lleva abierta desde hace casi 80 años. Aquí se pueden encontrar toda clase de caramelos antiguos en un local abarrotado hasta el techo y con una estética muy retro. Tenemos claro que volveremos con más calma la próxima vez.

Imagen

Continuando por la calle Essex nos encontramos con The Pickle Guys, un lugar imprescindible para los amantes de los encurtidos. Este pequeño comercio situado en un semisótano desprende un olor a vinagre embriagador. Los productos en vez de estar en un mostrador los tienen en unos barriles decorativos. Después de hablar un poco con el simpático vendedor compramos unos cuantos pepinillos para llevarnos de vuelta a Madrid.

Volvemos a Little Italy por Grand St ya bastante agotados y cansados de ir tan cargados así que decidimos coger el metro en Spring St e ir a dejar las bolsas al hotel y de paso darnos una ducha antes de ir a cenar. El plan original era subir andando hasta la 46th St oeste pero desde luego ahora mismo no lo vemos como una opción.
Antes de bajar al metro entramos en Eileen's Special Cheesecake, una pastelería especializada en tartas de queso y una de las mejores de la ciudad. Cogemos un par pequeñas para llevar porque ahora mismo no nos apetece nada pero no queremos dejar pasar la oportunidad de probarlas.

Imagen

Son las 17:30 cuando por fin aparecemos en el hotel, se nos hace raro llegar antes de que anochezca. No es ni el día que más hemos andado ni el que más cosas hemos hecho pero estamos reventados. Antes de ducharnos para ir a cenar empezamos con el rito de tirar bolsas que no nos vamos a llevar de vuelta y a intentar empezar a cuadrar las cosas en la maleta ya que mañana volveremos tarde y pasado nos vamos…

Imagen

Después de descansar un poco y dejar todo medio organizado, nos damos una ducha y nos preparamos para irnos a cenar. Estefania está muy perezosa y encima le duele un poco la tripa pero consigo convencerla para no quedarnos en el hotel. Empiezo con el cachondeo de que seguro que se encuentra mejor después de tomarse una súper hamburguesa y al final este
cachondeo terminó siendo una gran verdad.

Imagen

A eso de las 21:00 salimos del hotel con dirección a Hell’s Kitchen, un barrio que nada tiene que ver con lo que fue en los años 80. Prácticamente no quedan zonas conflictivas y ahora abundan los mercadillos, bares y restaurantes de moda.
Hoy vamos a cenar en 5 Napkin Burguer, otro de los sitios con fama de tener una de las mejores hamburguesas de la ciudad. Y algo tiene que tener para que con una reserva hecha tengamos que esperar unos cinco minutos a que nos sienten.
La verdad es que el local está completamente lleno. La decoración es una pasada, de los mejores sitios en los que hemos estado. Aunque la atención no es mala si es verdad que tardan bastante en tomarnos nota y traernos la comida. Pedimos una 5 Napkin Burguer con una cocacola para Estefania y una Bacon Cheddar Burguer para mí. Mientras nos traen la cena cotilleamos los platos de las otras mesas y todo parece tener una pinta increíble. Así es, después de una pequeña espera le hincamos el diente a nuestras riquísimas hamburguesas. Desde luego su fama es bien merecida. También merecen una mención a parte las patatas fritas que acompañan a esta pequeña maravilla. Por si fuese poco, parece tener propiedades curativas ya que después de comérsela casi entera, Estefania se encuentra mejor de la tripa. Pagamos la cuenta (43$) y volvemos a la calle.

Imagen

Imagen

Con la tripa bien llena y más descansados volvemos a Times Square para verla por ultima vez iluminada. De paso entramos en la tienda de Levi’s para buscar los zapatos que esta mañana no tenían en la tienda del Soho, teniendo la misma suerte. También entramos en Modell’s y en varias tiendas de zapatillas en busca de unas Air Jodan que se me habían antojado aunque no termino de decidirme y nos volvemos al hotel con las manos vacías. No pasa nada, mañana nos hartaremos de ver tiendas.

Cuando llegamos a la altura de nuestro hotel decidimos andar un poco más e ir a ver aunque sea por fuera el edificio de la ONU ya que ayer tampoco nos dio tiempo. Con la tontería es casi la una de la mañana cuando llegamos a nuestra habitación. Hay que acostarse pronto ya que mañana nos espera un día “agridulce”.

Imagen

El planning del día de hoy estaba poco definido puesto que dejamos libertad para ir por donde mejor nos pareciese, sobre todo en el Soho. Aún así vimos todo lo que teníamos apuntado.

vanetito
Mensajes: 487
Registrado: 29 Ene 2011 05:22 am
Ubicación: zaragoza

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor vanetito » 09 Nov 2014 11:45 am

Pues para ser un día de relax.. :lol: :lol: lo de ir de tiendas es matador a la vez que imprescindible. Gran continuación y buenas fotos, me apunto algunos sitios para cuando volvamos. Lastima saber que ya queda poco de relato :(
Aquí nos quedamos esperando

Avatar de Usuario
loy
Mensajes: 1194
Registrado: 23 Feb 2007 04:57 pm
Ubicación: cartagena

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor loy » 09 Nov 2014 05:16 pm

Me gusta hacer las compras así como vosotros y no saliendo fuera de Manhattan a grandes espacios a hacerlas. Aunque cada uno tiene sus preferencias.
Me he anotado Rice to Riches, aunque a mi marido no le gusta el arroz con leche, iremos, jajja. :D :D

Avatar de Usuario
Minnie_nyc
Mensajes: 187
Registrado: 25 Oct 2014 01:09 pm
Ubicación: Barcelona

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Minnie_nyc » 10 Nov 2014 01:14 pm

Tu experiencia es una verdadera guía de tiendas, cafés y restaurantes que, por lo que dices, parece que tenías estudiados de antemano.
Es mi asignatura pendiente porque en mi viaje estaba dedicada en cuerpo y alma a calles y edificios y descuidé esa otra parte, también importante y representativa de la vida de la ciudad. Tomo nota de tus recomendaciones para cuando vuelva, ¡gracias! :D

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 12 Nov 2014 03:40 pm

vanetito escribió:Pues para ser un día de relax.. :lol: :lol: lo de ir de tiendas es matador a la vez que imprescindible. Gran continuación y buenas fotos, me apunto algunos sitios para cuando volvamos. Lastima saber que ya queda poco de relato :(
Aquí nos quedamos esperando


Jajaja muchas gracias vanetito. Hombre comparado con otros días este fue un paseo pero el cansancio acumulado paso factura.

loy escribió:Me gusta hacer las compras así como vosotros y no saliendo fuera de Manhattan a grandes espacios a hacerlas. Aunque cada uno tiene sus preferencias.
Me he anotado Rice to Riches, aunque a mi marido no le gusta el arroz con leche, iremos, jajja. :D :D


Ya veras como en el proximo capitulo cambias de opinion! Yo pienso como tu en determinados casos, como por ejemplo si es tu primera vez y vas menos 7-8 dias o en el caso de que no vayas a comprar gran cantidad de ropa. Desde luego en esos casos ni lo recomiendo ni creo que merezca la pena economicamente.
Seguro que tu marido encuentra algún sabor que le llama la atención y cae. Ademas creo que también hay puddings.

Minnie_nyc escribió:Tu experiencia es una verdadera guía de tiendas, cafés y restaurantes que, por lo que dices, parece que tenías estudiados de antemano.
Es mi asignatura pendiente porque en mi viaje estaba dedicada en cuerpo y alma a calles y edificios y descuidé esa otra parte, también importante y representativa de la vida de la ciudad. Tomo nota de tus recomendaciones para cuando vuelva, ¡gracias! :D


Estudiados no, estudiadísimos! Nos empapamos bien de blogs, Yelp y Tripadvisor antes de decidir los sitios. Desgraciadamente algunos eran imposibles de cuadrar en el planning ademas de faltarnos dias!

Gracias a ti.

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 16 Nov 2014 09:59 am

Día 10: Jueves 22 de Agosto del 2013

Woodbury, Tarrytown y Sleepy Hollow

Imagen

Imagen

No porque este sea nuestro último día entero en la ciudad vamos a dormir más de lo normal por lo que el despertador suena como de costumbre a las 7:30. Nos levantamos y preparamos un poco más nerviosos y emocionados de lo habitual ya que hoy conduciremos hasta Woodbury en un Ford Mustang Convertible. Abrimos la cortina y…como es posible!? Está a punto de empezar a llover, justo el día en el que tenemos que coger el coche. Por si fuera poco tenemos reservado un descapotable y el día parece que no va a acompañar como para ir a techo descubierto. No le damos mucha importancia ya que el día es muy largo y vamos a recorrer bastantes millas por lo que puede que haga mejor tiempo al norte del estado.

Cuando estamos preparados, dejamos por última vez los 3$ en la mesilla para la señora de la limpieza y bajamos hasta Dinning Concourse, la zona de restauración de Grand Central Terminal para desayunar. No nos podemos ir de Nueva York sin probar unos cupcakes y donde mejor que en el lugar más famoso, Magnolia Bakery. Nos dirigimos al pequeño puesto donde cogemos un cupcake de menta y otro de red velvet junto con un batido de chocolate y un zumo por unos 15$. Hoy el desayuno nos sale barato y “to go” ya que queremos llegar pronto a las oficinas de Action Car Rental para ser de los primeros y no tener que esperar demasiado.

Salimos a la calle y parece que el cielo aguanta aunque está bastante encapotado. Bajamos por Park Ave hasta la 33rd St mientras nos comemos nuestras cupcakes, que están riquísimas.

Imagen

Llegamos a las oficinas que están justamente en un parking y entramos. Por suerte no tenemos casi que esperar y nos atienden rápido. Entregamos nuestra reserva y nos empiezan a hacer el papeleo. Después de unas cuantas firmas y de dejar 1000$!!! de fianza sale un chico con esto y lo aparca en la puerta de la oficina.

Imagen

Rojo, nos encanta. Antes de salir de la oficina preguntamos cual es la gasolinera más cercana ya que hemos cogido la opción lleno-lleno. Nos indican la de la FRD Drive con la 23rd St, una que ya tenia yo localizada pero que no me terminaba de gustar mucho por estar en una zona no muy buena.
Ya en la calle miramos con el chico los pequeños desperfectos del Mustang antes de llevárnoslo y nos subimos en él. Nos ponemos cómodos y programamos el Tomtom del móvil con destino a Woodbury Commons. Giramos la llave y el motor V6 de 3.7l junto con su escape deportivo hacen que se me escape una sonrisilla que dura bastante poco ya que empieza a llover. La idea de quitar la capota va a tener que esperar…
Nos ponemos en marcha poco antes de las 9:00 y después del primer frenazo (no estoy acostumbrado a automáticos) todo va como la seda. La verdad es que si estas acostumbrado a conducir en una ciudad grande con bastante trafico, hacerlo en la gran manzana no tiene ningún misterio.
Subimos por 3rd Ave y cogemos la FRD Drive hacia el norte. El GPS no me posiciona muy bien al estar entre tantos edificios y encima lloviendo por lo que me confundo de salida a la altura de Harlem y me meto en el peaje. Maldigo el teléfono, al Tomtom y a los 7$ que me han soplado en el peaje que no quería coger y que encima tiene un tráfico terrible a causa de la lluvia y de ser hora punta. No iba a ser todo malo por lo que aprovecho a preguntarle al hombre del peaje como ir hasta nuestro destino y muy amablemente nos lo indica.

El tráfico nos hace recorrer unas 11 millas en una hora y media. Nos lo tomamos con filosofía y mientras nos echamos unas risas con un programa de radio latino del tipo “Anda ya” que están tan de moda.
Cuando por fin cruzamos el George Washington Bridge cogemos la Palisades Interstate PKWY y todo el trafico desaparece. Para ir hasta allí hace dos caminos principales, coger el peaje o ir por la carretera que bordea el Hudson. Prácticamente se tarda lo mismo, solo hay que decidirse entre mejor carretera o mejor paisaje, nosotros elegimos esto último.
Esto es algo que impresiona, a menos de media hora de Manhattan te puedes encontrar con bosques y lagos que no esperábamos ver por aquí. Esto hace que ya pensemos en un próximo “road trip” por estos lugares.

Imagen

Esta parte del camino se nos pasa volando entre lo entretenido del paisaje y los fotos y vídeos chorra que vamos haciendo. Cabe destacar que los limites de velocidad en este tipo de vías y en todas en general me resultan muy bajos y la gente no los suele sobrepasar. Eso no quita que el Mustang se lleve algunos acelerones para poder disfrutar de su sonido.

Imagen

Por fin llegamos al grandísimo parking de Woodbury Commons. Son las 11:30, bastante más tarde de lo previsto pero no contábamos con la lluvia ni con sus atascos. Aun así todavía no han llegado los autobuses por lo que tendremos un buen rato para comprar sin aglomeraciones. Después de hacerle unas fotos a nuestro coche, dejamos la cámara en el maletero y nos dirigimos al centro de visitantes a por nuestro librito de descuentos, imprescindible.

Imagen

Imagen

Imagen

De camino dudo si he cerrado bien el coche por lo que decidimos que Estefania vaya a por el libro mientras yo vuelvo al coche para no perder más tiempo. Quedamos en el edificio de la entrada principal que es como una pequeña capilla.
Ya otra vez reunidos me cuenta que le han puesto pegas para dárselo, que solo era gratis para los que venían en autobús y no se qué historietas pero al final comiéndole un poco la oreja consigue que se lo den.
Menos mal que ha dejado de llover porque las distancias son bastante grandes y los paseos al aire libre constantes. Como hemos aparcado en la zona más al oeste, empezamos por esa zona y entramos en la primera tienda que nos llama la atención, Calvin Klein. La verdad es que está todo muy colocado, la tienda es muy grande y tienen de todo lo imaginable a muy buenos precios. Lo único que no consigo encontrar son pijamas que me gusten ya que todos son bastante serios. Aun así salgo con alguno y con una chaqueta de piel que me ha gustado. Estefania prefiere reservarse para otras tiendas. Aquí empezamos a quitarle hojas a nuestro librito de descuentos. Normalmente los descuentos son para compras de entre 150 y 250$ dólares y suele ser de un 20, un 40% o 50$.

Entramos también en algunas tiendas de marcas no americanas como G Star o SuperDry para confirmar lo que ya sabíamos, que los precios eran muy parecidos a los de España incluso en algunas marcas, más caros. También entramos en Hugo Boss a cotillear un poco ya que difícilmente iba a poder ir cargado con un traje de vuelta a casa…

Nuestra siguiente parada no era una tienda de ropa, si no de velas. En Yankee Candle podemos encontrar velas de todos los tamaños y olores, y no de esas que cuando las enciendes no huelen a nada. Ya nada más entrar nos embriagan mil olores y al ir descubriendo una vela tras otra puedes encontrar olores tan variopintos cómo pastel de queso, tarta de zanahoria o a Navidad. También cuentan con multitud de accesorios como unas pantallas para colocar encima de estas y que parezcan una lámpara. Buscamos una que nos gustase entre todas las que olimos y nos costó mucho decirnos. Al final nos llevamos una con olor a cafe con leche y una pantalla de lampara para regalársela a mi madre.

Justo al lado se encuentra el factory de Nike que es una parada obligada. Desgraciadamente es un poco decepcionante ya que casi todo es ropa de running por lo que nos centramos en la zona de calzado. Está bastante bien el tema de tenerlo todo ordenado por tallas, así es mucho mas sencillo encontrar algo. La búsqueda tiene su recompensa cuando veo unas Stefan Janoski de mi talla tiradas de precio. Estefania me anima a comprarlas por lo que no hay mucho más que decir.

Seguimos por otra tienda de deporte, Reebok, en la que encontramos mas de lo mismo. Mucha ropa de deporte y poca ropa casual. Hay buenos descuentos en ropa interior deportiva por lo que Estefania se anima a probarse algo.
En estos sitios quienes realmente triunfan son la gente con tallas muy grandes o muy pequeñas aunque esto se puede aplicar prácticamente a todos los outlets.

La siguiente parada es Nine West donde Estefania se pierde por los pasillos mirando zapatos y botas. Una vez hecho el repaso inicial solo tiene que decidirse entre un par de ellos así que terminamos pronto en esta vez. Ya en la caja, nos cobra una chica que habla tan deprisa que es imposible entenderla aunque entendemos que si compramos algo mas nos hacen un descuento. Como no la entendemos prácticamente nada le decimos que nos cobre y adiós muy buenas.

Con la tontería son las 14:00 y no hemos comido nada desde esos deliciosos cupcakes de esta mañana. Hay una pequeña zona donde están la gran mayoría de los sitios para comer. Hay de todo, desde comida asiática, mejicana, McDonald’s, Nathan’s, Subway…cualquier cosa para comer en un momento. Nosotros preferimos la opción de sentarnos un rato en el único restaurante que esta fuera de esa zona, un Applebee’s a pocos metros de allí. Antes de ir a comer pasamos por el coche para ir dejando bolsas en el maletero.

Un vez en el restaurante nos comentan que tenemos que esperar un rato así que conseguimos sentarnos en el hall a esperar nuestro turno que casualmente llega casi al instante. La verdad es que no conocíamos la cadena aunque ya habíamos visto algunas franquicias por Manhattan. El local es bastante grande y te atienden muy bien. Lo mejor es que hay pantallas con el ESPN puesto para no aburrirte mientras esperas la comida. Pedimos un combo de entrantes para los dos, una Quesadilla Burger con un Mountain Dew para mí y unos Three-Cheese Chicken Penne para Estefania.
Todo correcto la verdad, desde luego no se podía comparar con lo que habíamos comido otros días pero nos quita el hambre y podemos descansar un rato. Lo peor del sitio es como tienen el aire acondicionado de fuerte. Tan desagradable que según terminamos de comer pedimos la cuenta (45$) y salimos pitando de allí.

Una vez fuera vemos una tienda de maletas y pensamos que deberíamos comprar algo para poder llevarnos mañana todo lo que estamos comprando en el avión. Entramos y rápidamente salimos al ver que la bolsa de viaje más barata no baja de 300$, desde luego no es lo que buscamos.

Nos encontramos con la tienda de Converse y nos animamos a entrar a cotillear. Tienen un montón de modelos y tirados de precio pero no son mi estilo y no me veo con ellos así que seguimos nuestro recorrido.

Aquí si que si, entramos a Polo Ralph Lauren y empezamos a recorrernos la tienda, que por cierto es tan grande que hay veces que te llegas a desorientar. Se empieza a notar que en todos los sitios hay mucha más gente que esta mañana pero es lo que hay. Pronto nos ponemos en la cola de los probadores donde hay un tipo haciendo de puerta de discoteca en la entrada para que sólo pase la persona que se va a probar la ropa. Mientras estoy en el probador Estefania se hace amiga de una chica argentina que también espera a que salga su pareja mientras entre las dos comentan la diferencia que hay de precio con respecto a sus países , ya que si a nosotros nos parece que hay un mundo, la diferencia con respecto a Argentina es aún mayor. Después de salir del probador pasamos a la larga cola para pagar que por suerte va bastante ligera. Aquí dejamos otra de las paginas de nuestro librito de descuento y nos dirigimos a la salida. Justo en la puerta vemos unas zapatillas de chico y de chica que nos gustan y terminamos otra vez en la cola de las cajas para pagar de nuevo.

Muy cerca se encuentra Aeropostale, en la cual no habíamos entrado en Manhattan reservándola para este día. La tienda es mas pequeña y con todo más revuelto aunque aquí también influye la hora que es. Esto no evita que salgamos de allí con un montón de chaquetas, camisetas y algunas zapatillas. No pasamos ni por los probadores, directamente a la caja y otro cupón menos.

Son las 17:00 y todavía nos quedan algunas tiendas importantes. Esto no cierra hasta las 21:00 pero queremos pasar por Sleepy Hollow antes de volver a Manhattan.
Por esto y porque ayer ya estuvimos un buen rato, decidimos saltarnos American Eagle Outfiffters y pasar directamente a Tommy Hilfiger donde seguimos el mismo procedimiento que en Aeropostale pero esta vez por separado para ahorrar tiempo. Justo cuando llegamos a la caja vemos que venden bolsas de deporte por poco mas de 20$ y no lo dudamos. Nos meten ahí todo lo que hemos comprado y a por la siguiente!

Vamos demasiado cargados así que volvemos al coche otra vez para poder ir más ligeros en el ultimo tramo y el más importante. Las dos cosas que teníamos claras que íbamos a comprar eran un par de The North Face y unas UGG para Estefania.

Para encontrar la tienda de UGG tienes que salir de las calles e ir como si fueras al parking principal. En esta tienda podemos encontrar todo lo que hace esta marca. Si no estas muy puesto en estos temas y crees que UGG solo hace las típicas botas de piel de cordero aquí te das cuenta de lo equivocado que estás. Vamos a tiro hecho ya que Estefania busca un modelo concreto y tras dudar un poco sobre que talla coger se decide y con una compra más salimos a por nuestra última tienda.

Entramos en The North Face donde a pesar de no encontrar grandes descuentos, vemos que esta todo algo más barato que en España. Estefania pronto encuentra uno que le gusta y pese a ser un cortavientos técnico decide llevárselo. Seguidamente nos vamos en busca del mío y aunque me decido rápido resulta que no hay mi talla. Me decido por la segunda opción y vamos a pagar. Desgraciadamente para esta tienda no hay cupón descuento que valga.

Con la intención de no entrar a más tiendas volvemos al coche. Nos quedamos con la sensación de que nos faltan muchas cosas por ver y tiendas a las que entrar pero el tiempo no da para más. Aun así nos volvemos con el maletero de nuestro convertible lleno y muy contentos con nuestras compras.

Imagen

Imagen

Imagen

Son las 19:00 cuando por fin nos ponemos en marcha. Afortunadamente el tiempo ha mejorado y hace una tarde increíble por lo que el techo nos sobra.

Imagen

Imagen

En principio queríamos llegar a Tarrytown por la carretera que va paralela al Hudson pero no sé si por no poner bien el GPS o porque directamente hace lo que le da la gana, terminamos yendo por la de peaje.
Vamos sin prisa mientras Estefania hace algunas fotos así que en poco menos de una hora llegamos a Tarrytown.

Imagen

Imagen

Imagen

El pueblo parece encantador, totalmente de película. Nos arrepentimos de no poder dedicarle todo el tiempo que se merece por lo que damos una vuelta con el coche de camino al cementerio de Sleepy Hollow.
Cuando llegamos nos encontramos con la puerta del cementerio cerrada y un cartel que indica la hora a la que echan el cierre, las 16:30, un poco pronto no? De todas formas lo agradecemos internamente porque empieza a oscurecer y no nos apetece mucho entrar en un cementerio de noche. Hacemos unas cuantas fotos entre las rejas y volvemos al coche.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Esta vez sí conseguimos coger el camino correcto y sin peajes a la primera para volver a Manhattan. Nada más arrancar pasamos por un precioso lago, el Tarrytown Lake Park, y cogemos la Saw Mill River Parkway hasta prácticamente entrar en Manhattan. Seguimos con nuestra capota quitada y aunque empieza a refrescar eso se soluciona rápidamente con la calefacción del coche!

Llegamos a la gran manzana por la FRD Drive y vamos al hotel a dejar las bolsas. Tenemos conocimiento de que es más fácil poder aparcar el coche en el lateral del hotel por lo que intentamos acceder desde la parte trasera de Grand Central. Una vez allí, le preguntamos al encargado de esa entrada si podemos dejar el coche ahí mientras subimos las bolsas y nos indica que no hay problema pero por si acaso le soltamos una propina para que no le pase nada al coche.

Imagen

Imagen

Conseguimos llevar todas las bolsas de un viaje hasta el ascensor donde nos encontramos con un chico que se asombra al vernos tan cargados.
Ya con todas nuestras compras en la habitación volvemos al coche para ir a echar gasolina y devolverlo.
Bajamos por la segunda avenida hasta el cruce con la 23rd St donde se encuentra la gasolinera. Como bien me imaginaba, la zona no es de las mejores de Manhattan ni mucho menos. Como no sabemos muy bien el funcionamiento de los surtidores le pido ayuda a un trabajador de allí. El tipo que está junto a otros dos con pinta de pandilleros me llena el deposito sin mediar palabra. Le doy una propina y paso a la caja a pagar, algo más de 5 galones de gasolina a 5$ el galón!!! Creo que es la gasolinera más cara de todo el estado y aun así me pareció barato. El consumo podría haber sido mucho menor si no hubiésemos hecho tanto el cabra o pillado atasco pero un día es un día.

Con las mismas salimos de allí y subimos hasta la 33rd St para devolver nuestro querido Mustang. Son casi las diez de la noche pero no hay problema, nos dijeron que podíamos devolver el coche a cualquier hora, solo tendríamos que dejarlo en la puerta del parking y entregarle las llaves al vigilante. No me hace mucha gracia entregar el coche sin que nadie lo revise pero me fio de que no me la líen.

Imagen

Imagen

Imagen

Poco tenemos que andar para llegar hasta Jackson Hole donde nos esperan unas gigantescas hamburguesas. Según entramos nos dan mesa así que no tenemos que esperar. El local es bastante pequeño y las mesas están demasiado juntas aunque la decoración al estilo del oeste hace que lo demás no importe. Por si fuera poco, en cada mesa hay una pequeña jukebox que ponemos en funcionamiento nada más verla. Nos traen la carta y aquí si que tardamos en decidirnos. Hay mas de 25 tipos de hamburguesas diferentes, con acompañamientos para elegir. Terminamos decidiéndonos por una Guacamole Burger con un mojito para mí y una Western Burger con un batido de chocolate para Estefanía. Cuando nos las sirven vemos que el tamaño de éstas es gigantesco, probablemente las más grandes que hemos probado y encima la mía trae un plato de nachos a parte. Nuestra simpática camarera se ofrece a hacernos una foto antes de empezar a devorar las 7 oz. Están deliciosas, al igual que los acompañamientos, pero no llegan a cumplir las altas expectativas que teníamos. Desde luego es un lugar muy conocido por los españoles que viajan allí aunque estoy seguro de que los que las ponen por las nubes es porque no han probado muchas más. Hay que decir que quedamos satisfechos por el precio, la cantidad y la calidad de las hamburguesas pero no están dentro de las que consideramos “Mejores hamburguesas de Nueva York”. Son las once de la noche cuando conseguimos terminar nuestros platos y tras pagar (54$) nos mentalizamos de que debemos volver al hotel para conseguir meter todas las cosas en las maletas. Sabemos que no va a ser tarea fácil por lo que nos ponemos a recorrer las pocas manzanas que nos separan de nuestro hotel.

Imagen

Imagen

Una vez allí, aprovechamos lo recogida que está la habitación para hacer algunas fotos de recuerdo.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Al final nos entra la pereza y decidimos posponerlo para la mañana siguiente pensando que estaremos mas despejados así que con mucha pena nos metemos por última vez en nuestra comodísima cama neoyorquina en la que caemos en un profundo sueño.

Quedamos muy contentos con el día, aunque siempre se necesita más tiempo. Más tiempo para dedicarle a Woodbury Common, más tiempo para visitar Tarrytown…en definitiva más tiempo en Nueva York! Puede parecer que 11 días son muchos pero para unos amantes de la ciudad como nosotros todo se acaba quedando corto, aunque nos consuela saber que podremos seguir dedicándole tiempo en futuras visitas.

vanetito
Mensajes: 487
Registrado: 29 Ene 2011 05:22 am
Ubicación: zaragoza

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor vanetito » 16 Nov 2014 10:39 am

Imposible detallar más y mejor los días alli, así da gusto. Que gozada conducir semejante mustang, encima en Nueva york y además para ir de compras :wink: . Lastima que ya el viaje llegue a su fin, pero bueno, ya queda menos para el siguiente :D

Avatar de Usuario
mrivers07
Mensajes: 143
Registrado: 07 Nov 2013 01:48 pm
Ubicación: Mallorca

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor mrivers07 » 16 Nov 2014 01:11 pm

Que buena jornada de compras, y que pasada de coche :)
Me encanta también la habitación del hotel.
Como siempre, relato genial.
Esperando el siguiente día. Queda uno o dos??
la vida es algo que hay que morder

Avatar de Usuario
Minnie_nyc
Mensajes: 187
Registrado: 25 Oct 2014 01:09 pm
Ubicación: Barcelona

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Minnie_nyc » 16 Nov 2014 02:07 pm

¡Ohhhhh, conducir un descapotable hasta Sleepy Hollow disfrutando del paisaje! (Los outlets no me seducen nada)
Envidia cochina, no se me ocurre otra cosa qué añadir :evil:

Avatar de Usuario
Luis_GTi
Mensajes: 342
Registrado: 29 Sep 2010 06:04 pm

Re: Primera y no última vez en Nueva York

Mensajepor Luis_GTi » 16 Nov 2014 06:44 pm

vanetito escribió:Imposible detallar más y mejor los días alli, así da gusto. Que gozada conducir semejante mustang, encima en Nueva york y además para ir de compras :wink: . Lastima que ya el viaje llegue a su fin, pero bueno, ya queda menos para el siguiente :D


Muchas gracias vanetito. Si, la verdad es que solo se puede pedir mas tiempo!
El siguiente viaje va a ser sorpresa, ni nosotros mismos sabemos donde será jajaja.

mrivers07 escribió:Que buena jornada de compras, y que pasada de coche :)
Me encanta también la habitación del hotel.
Como siempre, relato genial.
Esperando el siguiente día. Queda uno o dos??


La verdad es que la habitación era bastante grande viendo lo que se lleva en NYC. El baño si era pequeño pero lo compensaba la pedazo de ducha que teníamos.
Queda medio día! Aun así intentare hacer un pequeño mini capitulo extra con las conclusiones mas destácables.
Siento la calidad y la cantidad de las fotos en estos últimos días pero la cámara paso a estar en un segundo plano en algunos momentos. Aun así intento poner casi todas las que hay y pueden representar el momento que relato.

Minnie_nyc escribió:¡Ohhhhh, conducir un descapotable hasta Sleepy Hollow disfrutando del paisaje! (Los outlets no me seducen nada)
Envidia cochina, no se me ocurre otra cosa qué añadir :evil:


:lol: Pues si, lo mejor del día fue el camino de vuelta.


Volver a “Experiencias”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 5 invitados